Información Información Contacto Contacto Licenciatura Licenciatura MBA MBA
Los Despidos Temporales en el Sector Hotelero  - Vatel

Los Despidos Temporales en el Sector Hotelero

"Que el sector recuperará los niveles de 2019, no me cabe duda, ¿cuándo?, eso depende de si podrá salvar una parte amplia de la temporada alta, y de cómo pueden cambiar los hábitos de los viajeros, y en qué volumen."

Retornar

Ante la situación de crisis que atraviesa el país, los profesores de Vatel Málaga ofrecen sus experiencias y conocimientos. La profesora de Recursos Humanos del programa Bachelor en Dirección Hotelera Internacional, Paloma Jiménez López nos ayuda a entender los Despidos temporales en el sector hotelero. 


La imagen que presentaba el sector turístico a finales de 2019 era la siguiente, uno de los principales sectores de la economía española, a la que contribuía con 125.529 millones de euros, lo que supone el 12,3% del PIB. Sector intensivo en personas, que se traducía en una aportación todavía superior como generador de empleo, creando el 13,3% del empleo nacional y aportando 2,5 millones empleados en las ramas relacionadas con el turismo, El sector turístico español estaba a la cabeza de los países de la OCDE.



Pero, además, su carácter estratégico no sólo se basaba en su papel central en el sistema económico y como motor del mercado laboral, sino también en su transversalidad y gran efecto de arrastre y multiplicador sobre el resto de las actividades productivas, además de impulsor de la cohesión y el equilibrio territorial por su extensión sobre el conjunto de la economía española. Es importante destacar, que el turismo contribuía a la mejora de la reputación internacional de España, por cuanto se posiciona tanto a nivel del país como empresarialmente, entre los líderes mundiales de la industria. Como reflejo de ello, el sector turístico español lideraba el ranking de competitividad turística mundial. Las perspectivas para el sector turístico de cara a los próximos años eran muy positivas. Todas las fuentes reconocidas internacionalmente como es el caso de la OCDE pronosticaban crecimientos continuos e intensos de la demanda turística, y los destinos españoles se posicionan muy favorablemente.



La imagen ha cambiado, se ha frenado de golpe, el parón impuesto por las autoridades para intentar contener la pandemia ha puesto en jaque la actividad de muchas empresas. 



Lo que empezó como un problema de suministros por la crisis sanitaria en China se ha incrementado de forma exponencial en cuestión de días, alcanzando dimensiones inimaginables y efectos económicos todavía sin determinar, en parte, porque no hay visos de ver el final de esta crisis, pero lo que sí es real hoy, es que nos enfrentamos a unos datos desastrosos. Con este escenario, muchas empresas han optado por la presentación de los llamados ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), una es una figura que permite a una compañía suspender los contratos de un grupo de trabajadores durante un tiempo determinado. También es posible reducir durante un tiempo las jornadas laborales de ciertos trabajadores. Ello implica que la empresa se ahorraría esos salarios durante el tiempo que se realice el ERTE, si bien los empleados siguen vinculados a la empresa.



El impacto del coronavirus en el empleo se ha empezado a notar en todo el sector servicios, pero está teniendo un impacto mayor en el turismo, que representa un 12,3% del PIB español y podría perder más de 33.000 millones y amenaza con provocar niveles de destrucción de empleo similares a los del año 2008 y puede enviar al paro a casi 2,5 millones de personas a corto y medio plazo de empleos directos, a lo que habría que sumar todo el empleo subyacente de sector, proveedores, servicios análogos si la crisis del Covid-19 se prolonga durante cuatro meses. 



Han presentado ERTES cadenas como Iberostar, la hotelera cuenta con 34.000 empleados en todo el mundo o la cadena hotelera Meliá que ha anunciado que presentará próximamente un ERTE para su plantilla en España, que asciende de media a unas 15.000 personas, pero no son las únicas y en los próximos días veremos como se amplia la lista de empresas del sector que se suman a esta medida. Los grandes hoteles ya han empezado a notificar expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) a sus trabajadores para sobrevivir al periodo de confinamiento por la pandemia del Covid-19, que ha provocado la abrupta caída de la demanda de habitaciones, el cierre de fronteras de España y que, antes de final de mes, se plasmará en el cese voluntario de actividad de todos los alojamientos. 


El drama del desempleo en España del 2008 al 2013 puede evitarse con la prohibición de despidos y la extensión de los ERTEs. Es imprescindible aprender de aquello para evitar la ruptura del tejido productivo de entonces, y que millones de nuevos parados retraigan el consumo. La expectativa de que eso sea una opción se convierte al mismo tiempo en que, esta vez sí, se puedan poner todos los medios para evitarlo, estimulando las reducciones de jornadas y salarios, que son sin duda siempre mejores que los despidos.



Las hoteleras más solventes deben ser solidarias, y menos agarradas de lo que en muchos casos han acostumbrado hasta ahora. Se las va a mirar con lupa si son parte activa de la recuperación del sector, o si dan síntomas de egoísmo. Porque todo el país y todo el mundo va a estar unido como nunca con el fin de recuperarse, y vigilante sobre quién no contribuya. Estas cadenas acumulan años históricos de beneficios, lo que les puede permitir sobrellevar un muy mal 2020, pensando en el 2021 más normal. Que el sector recuperará los niveles de 2019, no me cabe duda, ¿cuándo?, eso depende de si podrá salvar una parte amplia de la temporada alta, y de cómo pueden cambiar los hábitos de los viajeros, y en qué volumen. Existe una enorme incertidumbre por la demanda, de si se atreverá a gastar o tendrá miedo de consumir. O incluso sin estar asustados, si preferirán no hacerlo tras dos meses obligados a acostumbrarse a gastar en comida y poco más. Pero en cambio, de lo que hay certeza es que la demanda estará más estimulada que nunca para consumir, y hacer así que la rueda vuelva a girar cuanto antes. 



Paloma Jiménez López 

Profesora de RRHH en Vatel Málaga. 



Encuentre su programa en 3 pasos

Noticias
Dossier de prensa
Focus
Vatel utiliza cookies para analizar el tráfico a este sitio. La información sobre el uso de nuestro sitio se comparte con Google para ese propósito. Para saber másOK